No hay que bajar la guardia

Recuperar la salud a mi modo de ver siempre es posible. Como siempre digo, mientras haya una célula viva en nuestro organismo con la información correcta, podemos revertir cualquier proceso, pues nuestras células son unidades perfectas que responden a nuestra voluntad. Todo esto que hablo ya no es nuevo, de hecho ya hay varios científicos que lo han demostrado con sus estudios. Pero el hecho de que nuestras células sean programables, no quiere decir que podamos vivir de cualquier forma y seguir llevando hábitos poco saludables y después enviarles la orden a nuestras maravillosas células para que reparen el daño. No te estoy diciendo que dejes de hacer nada, sólo se que debemos vivir con coherencia y honestidad. Recuerdo que una amiga que al igual que Yo es terapeuta y una gran profesional que en su momento me ayudó mucho me dijo una vez que ella fumaba y que luego le decía a sus células que tenían que eliminar aquello que no era bueno. Eso me sorprendió.

Si queremos gozar de una buena salud debemos tratar de seguir unos hábitos sanos y ser siempre consecuentes a nuestras decisiones y acciones. La práctica de la purificación con los elementos es imprescindible para mantener nuestra salud cuando gozamos de ella o recuperarla si la hemos perdido, y una vez lo hemos conseguido no bajar la guardia, pues en estos tiempos en los que la energía es tan intensa, del mismo modo que conseguimos sanar procesos que parecían imposibles en poco tiempo, podemos perder el trabajo logrado en cuestión de segundos.

Esto no lo digo para que nos asustemos o nos culpemos si en algún momento cometemos algún error. Sólo quiero decirles que intenten ser lo más disciplinado posible si quieren lograr cualquier objetivo, pues esto no sólo lo podemos aplicar a la salud, sino a cualquier area de nuestra vida.

Sé que a veces no es fácil, para mi no lo es, pues vivimos dentro de un sistema que intenta empujarnos a todo lo contrario y convivimos con gente que amamos y que no practican la purificación. Por eso me doy cuenta de la importancia de nuestra familia espiritual, de apoyarnos con personas con quien podamos tener relaciones sanas. En cuánto al tema de las relaciones y de la familia y sobre la purificación con los elementos hablaré más en otro post, pues son temas bien extensos y he vivido situaciones que les pueden ayudar a comprender.

Verdad, sencillez y amor

Año Nuevo – Vida Nueva

Año Nuevo – Vida Nueva

Año Nuevo Vida Nueva Año nuevo vida nueva. Algo que cada año en sus comienzos oimos una y otra vez en boca […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.